Élite 0/36
Hermanos 0/6
Directorios 0/12
Últimos temas
» Bestiario Oficial
Lun Mayo 30, 2016 4:53 am por Meister

» Casas Licántropas
Lun Mayo 30, 2016 3:33 am por Meister

» Casas Vampiricas
Lun Mayo 30, 2016 3:21 am por Meister

» Ambientación
Lun Mayo 30, 2016 2:42 am por Meister

» Normas del foro
Lun Mayo 30, 2016 2:11 am por Meister


Ambientación

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ambientación

Mensaje por Meister el Lun Mayo 30, 2016 2:42 am

AMBIENTACIÓN
Berlín, Alemania. 1880

'No importa cuanto luches contra ella, te arrastra, se impregna entre tus poros. Lentamente rezuma por tu piel filtrándose, corrompiendo todo lo que toca. La oscuridad. El más puro de los miedos. La esencia de todo aquello que cualquier criatura teme, pues él emergió de la oscuridad y los horrores lo siguieron.'

La revolución ha llegado, las puertas de Berlín se abren ante la nueva época traída desde tierras británicas, ¡la época victoriana! Estamos en 1880, en Alemania por si no lo has notado. Desde hace siglos el control mas profundo de la sociedad alemana está regido por varios clanes ocultos en la sombra, enmascarados bajo una aristocracia que surge con renovadas telas. Pero estos susodichos no son personas como tú o como yo, no, estos seres que parecen como nosotros no son nosotros.

Chupasangres, seres de la luna, y un sin fin de criaturas que se han ido adaptando a la humanidad para vivir entre ellos, y como la fuerza significa poder, no es sorpresa que sean ellos los que verdaderamente controlan las calles de la capital alemana sean ellos. Durante muchos siglos las disputas entre los dos grupos principales, vampiros y hombres lobo han terminado en ríos de sangre que recorren las calles del país alemán. Con el tiempo entendieron que las disputas por poder tenían que permanecer en el contexto de una gran obra de teatro, con disfraces, y con puñales por doquier. Durante los últimos doscientos años, los clanes de aquellos que bebían sangre permanecieron estoicos en lo mas alto de la cúspide del poder, siendo el clan más longevo de todos el que tenía la 'corona' del país Alemán.

El resto de los clanes conviven como pueden en este escalafón donde los recursos, el dinero, la 'fuerza' y en definitiva, el poder es el factor principal, aquellos que ascienden en la pirámide obtienen beneficios: más lujos, más control y poder. Pues el poder jamas deja de llamar al poder, y siempre quiere mas. Hadas -y no de las que tienen purpurina y visten de rosa precisamente-, súcubos, gárgolas, arpías y quien coño sabe que mas habrá en las grandes casas de las familias, obviando las principales siempre han existido pequeñas 'casas' cuyo emblema para muchos significa obediencia y para otros simplemente cobardía. La mayoría sobreviven solo porque pueden ofrecer servicios a las grandes casas, aquellas cuyos integrantes son casi siempre vampiros o licantropos y sus huestes. 

La sociedad alemana está a la vanguardia gracias al impulso económico que promueven estas casas que son el núcleo oculto de una maquinaria que ningún hombre hubiera imaginado antes. Con el Imperio Alemán cumpliendo su segundo décimo aniversario -donde los vampiros tuvieron gran parte de importancia y a la que el mismísimo Guillermo I (el actual Kaiser del Imperio) debe su cargo a ellos. El poder económico durante los últimos 20 años se ha visto impregnado en cualquier ámbito, las industrias del carbón y el acero han incrementado su producción en un 20 y 30%, las manufacturas se triplicaron y las exportaciones se quintuplicaron. Y todo esto hizo ganar aún mas poder a las familias importantes y el clan Blaviken mantuvo su puesto indiscutible en la cima principal.

Las nuevas colonias africanas del imperio conseguidas por los clanes de los licantropos, sin embargo, les han dotado de artículos bastante lujosos por lo que pese a que la balanza se inclina evidentemente del lado de las familias de aquellos que beben sangre la coexistencia de las siete sigue siendo tan necesaria y 'justa' como el primer día. 

En un principio hubieron casi setenta clanes, donde al principio la pureza y la raza eran lo importante. Con el paso del tiempo el caos fue a más, y las guerras por este poder llevaron en muchos casos a la destrucción de otros clanes, algunos, sin embargo, optaron por fusionarse con las diferentes especies sobrenaturales que habitaban los territorios alemanes. Pero al final solo siete sobrevivieron, y, como has podido imaginar, la supremacía la tienen vampiros y licántropos. Sin embargo hay hueco para otros, 'huestes' que pueden ser de diferentes razas -incluso humanos en alguna ocasión- generalmente están un paso por encima de los esclavos que poseen dichos clanes (o familias), algunos incluso pueden escalar en esta pirámide de poder e incluso una vez el que lideró uno de los grandes clanes empezó siendo un hueste, jurando lealtad a una raza e ideales que, aunque no eran con los que había nacido los adoptó como propios y alcanzó la gloria, bebiendo del néctar que era el poder en persona.

No es de extrañar, querido, que todo en este mundo esté bajo el alcance de los poderosos, las grandes industrias, los acuerdos diplomáticos y los casamientos. Cada uno de los lideres tiene tras de si una oscura sombra, cuanto más alargada, más se extiende y más abarca. La ciudad está dividida en invisibles fronteras así que ten cuidado donde pones tu pie si llevas el emblema de una familia que no es la que allí esté. Sí, seguro que eres poderoso, pero hombres mas grandes cayeron por menos, y no hay emblema que te proteja de un cuchillo por la espalda o uno que te raje la garganta.

La paz que se alcanzó tras los años fue abruptamente cortada cuando el líder de la familia Blaviken apareció en la puerta de Branderburgo con el rostro clavado en el estandarte que corona dicho monumento, las extremidades y el torso amputados y un notorio rastro de sangre que hizo mucho más que manchar el emblemático monumento.

El caos cundió entre los clanes y ahora la inestabilidad se palpa en cualquier momento. ¿Quién sucederá al líder caído? ¿Quién fue el asesino?

Y por si fuera poco insólitas criaturas han emergido de la oscuridad, los antiguos, los primigenios. Criaturas que se las creía desaparecidas. Nunca desaparecieron, algunos incluso están ocultos a la vista de todos, mientras que los más grandes, los más antiguos emergen de un gran letargo siendo inevitable que de la oscuridad emerjan peligros no solo para los humanos que desconocen todo lo que pasa, sino para el equilibrio tal y como lo conocemos. Y aquí es donde todo comienza. Las disputas por ver quién debe de suceder al líder caído en la familia Blaviken conllevó las disputas entre los miembros más aptos, al mismo tiempo el resto de clanes vampíricos se sumió en una discusión acalorada, ¿había sido uno de ellos los que se había atrevido a romper un pacto de más de doscientos años de antigüedad? No se hicieron de esperar las acusaciones y solo un par de las siete casas quedaron fuera de la lista de posibles traidores. Los clanes que hasta entonces habían, aparentemente, quedado relegados a un segundo plano veían ahora la forma de emerger, de alcanzar la gloria que tanto tiempo habían esperado y ansiado. 

Pero con el reciente caos y la muerte de uno de los vampiros más poderosos de todos, las sombras, vieron la oportunidad de reclamar un poder que había sido sesgado de tan macabra forma. Y acudieron a su llamada. La llamada de los antiguos.

'Dejó sus semillas por el mundo antes de ser encerrado, destinado a ser el mas grande de los dioses cayó en un gran letargo. Y ahora, milenios después desde que alguien pronunciara su nombre por ultima vez, regresó. Y con él, todos los demás.'





avatar
Mensajes : 19

http://blutsbande.forosactivos.com
Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.